Satya, honestidad


Satya es el segundo de los Niyamas y significa verdad, honestidad. Para un yogui o una yoguini la verdad y la honestidad con una misma y con todo lo que le rodea es imprescindible. Sin Satya nunca vamos a poder avanzar en nuestro camino espiritual.

¿Pero qué es la verdad? ¿Hay una verdad absoluta? Para el yoga desde el punto de vista humano, no, nuestra condición nos impide acceder a esa verdad última que es el espíritu, a no ser que evolucionemos lo suficiente. La iluminación, que se recoge como el fin último del yoga, es alcanzar esa verdad última, esa verdad que todo lo abarca.

Sin embargo, aunque eso de la iluminación nos quede muy lejos, sí que podemos practicar la honestidad en nuestras vidas. 

Podemos ser honestas con nosotras mismas, no engañarnos con falsos pensamientos, falsas ideas y creencias, no excusarnos en nuestras acciones, en definitiva siendo nosotras mismas en nuestra cara más auténtica.

Podemos no engañar al otro, no faltar a nuestras promesas, mostrarnos tal como somos dejando atrás los miedos al rechazo y al abandono.  Muestra al mundo tus mil caras sin miedo a que una de esas caras sea considerada fea o poco adecuada.

En el yoga, podemos ser conscientes de estar haciendo el 100% en nuestra práctica, a veces nos cuesta aceptar que los cambios requieren esfuerzo y nos dan ganas de tirar la toalla. A veces pasa todo lo contrario, que nos esforzamos más de la cuenta, sin dar tiempo a nuestro cuerpo y nuestra mente a cambiar a su ritmo y nos hacemos daño. 

Como siempre nunca es tan sencillo en el mundo del yoga ¿no crees? ¿O quizá lo complicamos nosotros?

Voy a complicártelo aún un poco más. ¿Debemos decir la verdad en todo momento? ¿Honestidad brutal que parece que está tan de moda? Pues vengo a recordarte el Yama anterior, Ahimsa, no dañar. 

Muchas veces creemos que la honestidad es decir lo primero que sale por nuestra boca o hacer lo primero que se nos ocurra, sin importar las consecuencias de nuestras palabras o actos, y eso no es honestidad, eso es egoísmo y poca empatía.

Pregúntate primero ¿es una verdad última lo que vas a decir? ¿qué objetivo tiene esa verdad? ¿a quién va a beneficiar esa verdad? Y sobre todo: ¿a quién va a dañar esa verdad?. Antes de ir proclamando verdades por el mundo primero cuestiónate todo, y sobre todo, si esa es tu verdad, ¿qué necesidad tienes de reafirmarla en el afuera?. Simplemente saboréala y déjala dentro de tu corazón.

Si alguien te pide que la compartas hazlo con la humildad de que puedes estar 100% equivocada y siempre respeta la verdad de los otros, porque hasta el último de los días no sabremos cuan cerca o lejos estamos de Satya. 

¿Y tú? ¿Qué es para ti Satya? 

SI quieres profundizar en la filosofía del Yoga puedes venir a nuestras clases de meditación. Para conocer nuestros horarios pincha aquí y para conocer la dinámica de las clases pincha aquí.

Satya, honestidad, es uno de los Yamas que podrás trabajar en las clases de yoga y meditación de parvati de móstoles.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.